El gobierno electrónico es la representación digital del aparato gubernamental de un país. Ofrece al ciudadano la automatización de los procesos y trámites en la administración pública y facilita su interacción con la misma a través de las nuevas tecnologías de comunicación e información. Su propósito es incrementar la eficacia y transparencia en cada trámite que el ciudadano realice con las autoridades, y además, representa la posibilidad tangible de eliminar o disminuir la burocracia y la corrupción dentro del Estado.

El gobierno electrónico en Venezuela

Desde finales del siglo 20 y con todo lo que va del siglo 21, Venezuela ha incursionado  en la era digital al implementar la automatización de los procesos de gobierno como parte de las estrategias de bienestar al ciudadano. Hoy en día a pesar de la crisis que atraviesa el país, y a pesar de las deficiencias en reinversión, mantenimiento y actualización de las plataformas tecnológicas, el gobierno electrónico en Venezuela aún marcha y rinde beneficios.

Uno de los primeros  proyectos en esta modalidad fue la automatización del Servicio Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) a través de su portal electrónico, donde el contribuyente puede declarar impuestos y actualizar su información de registro fiscal, entre otros trámites, sin necesidad de asistir a las oficinas del organismo.

Trámites online para los venezolanos

A pesar de la penetración en el uso de Internet en Venezuela, que en 2016 se ubicaba en un 53%, muy por debajo de la media de Latinoamérica (61%);  y considerando que la banda ancha del país es muy pobre, los venezolanos realizan gestiones en el gobierno electrónico.  Los pasaportes, legalizaciones y trámites de tránsito terrestre entre otros,  se han convertido en fundamentales para que los ciudadanos tengan una relación distinta con el Estado. Sobre todo por la posibilidad que tienen de administrar mejor el tiempo, la distancia y evitar la complejidad organizacional de algunos organismos gubernamentales. De hecho, hay tanta conciencia en la búsqueda de simplificación en los procesos que ya el usuario demanda que muchos trámites se manejen de manera online.

La consagración del gobierno electrónico en Venezuela va más allá de obligar al Poder Público a adquirir equipos y sistemas de software libre. También  propicia  que se materialice la posibilidad del intercambio efectivo y fructífero de datos en formato digital, entre el particular y la administración pública. Sobre todo, en aquellas gestiones que tienen que ver con un gobierno más local (municipal o regional), que no dependa de la centralización de la información. En el caso de Venezuela, por ejemplo, ya no es necesario viajar a Caracas para poder obtener la licencia de conducir.

Ley de Infogobierno venezolana

Hoy en día, existe una Ley de Infogobierno y algunas normativas-decretos que promueven, entre muchas otras cosas, la simplificación de trámites. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para que la mayor parte de la gestión que promueve el gobierno electrónico en Venezuela sea cada vez más eficaz. Por eso, si esta ley no se acompaña de otros actos normativos sobre los que se edifique el sistema, se puede estimular de nuevo la burocracia y la corrupción.

Se hace necesario, entonces, que el Estado invierta cada vez más en renovaciones de licencias, tecnologías en software y hardware, así como acompañar este plan de un sistema adecuado de educación al ciudadano y de las autoridades, que les permitan a ambos familiarizarse en las gestiones a través de la red.

Si estás interesado en saber sobre la atmósfera digital de Venezuela puedes leer nuestro artículo sobre la Banca en Venezuela. Y si deseas conocer en más detalle datos del estudio Usos de internet en Latinoamérica, escribe a info@tendenciasdigitales.com o a @TendenciasD. También  puedes comentar este artículo o enviar tus sugerencias para próximos artículos.