En América Latina, comprar por Internet no  era un medio utilizado por los latinoamericanos para acceder, en muchos casos, a productos foráneos que, importados por sus países, alcanzan más del doble del precio original, o para alcanzar esas cosas que, simplemente, no son distribuidas en sus países. Un medio también para obtener mayor información sobre productos en compras de alto involucramiento. Internet permite ver fotos, detalles, opiniones de otros compradores, y un contacto directo y un poco más seguro con vendedores desconocidos.

Las compras online no han sido en Latinoamérica un uso frecuente que den los usuarios a la red. Barreras de diversa índole han influido en que la penetración del comercio electrónico en la zona diste considerablemente del índice de otras regiones del mundo.

Sin embargo, el sector no se ha detenido. La innovación, un mejor conocimiento del mercado, y, por supuesto, el crecimiento del alcance de Internet como medio, con su consecuente adopción e incorporación a la vida de los internautas latinoamericanos, son factores que han ido derribando barreras.

Así, hoy, más del 40% de los usuarios de la región ha hecho al menos una compra a través de la red. Revela el reporte Comercio y Banca Electrónica que la falta de acceso a una tarjeta de crédito es actualmente la mayor limitante de los latinos a la hora de comprar online, afirma el 40% de los consultados en el estudio. Así, la desconfianza, tradicionalmente una de las principales barreras, ha decaído considerablemente.

Aún el reto está latente cuando más del 20% de los internautas de la región afirma que desconfía pagar por Internet, desconfía de la calidad de los productos, teme recibir algo distinto, o conserva incertidumbre sobre la fecha de la recepción de su adquisición. Pero, el panorama promete cuando se evidencia que respecto a 2007, la desconfianza a pagar online ha disminuido 18%, y el temor a recibir otro producto- no solicitado- bajó 14%.

El 32% de los usuarios es más tradicional y prefiere ver los productos, por eso- afirma- no compra en la red. El elevado costo de los envíos limita a 13% de los encuestados, mientras para el 11%, “es complicado” hacer este tipo de transacciones en línea. Otra oportunidad, cuando se ve que no es alto el desconocimiento sobre el asunto. Así, apenas el 8% dice que no sabe cómo comprar, y el 5% que no sabe dónde.

Que los internautas estén ganando confianza en las compras en línea coloca en verde la señal para el comercio electrónico como sector en la región abriendo una serie de oportunidades. Parte de la tarea es seguir sembrando la seguridad del medio posicionado en la mente de los internautas como “ideal para encontrar ofertas” y “obtener información sobre productos”.

¿Desea adquirir el reporte Comerc

Barreras para el comercio electrónico en Latinoamérica

¿Desea adquirir el reporte Comercio y Banca electrónica en Latinoamérica?… Escríbanos a info@tendenciasdigitales.com