Está claro que Internet es el medio de comunicación global por excelencia, que es una plataforma de multicanales y que, con más de 39 millones de usuarios, las marcas lo usan como un canal de ventas. Por esta y otras razones, el comercio electrónico en Colombia y en todas partes del mundo está creciendo.

El e-commerce trae ventajas tanto para las marcas como para los consumidores. Por una parte, para una persona es más cómodo seleccionar, pagar y acceder a productos desde su casa y a cualquier hora que ir hasta la tienda, además de poder comprar algo que esté en cualquier parte del mundo. Por otra parte, gestionar un producto en Internet cuesta 5% menos que hacerlo por vías tradicionales; mejor para las marcas, ¿cierto?

De acuerdo con nuestro estudio Usos de Internet en Latinoamérica 2016 – en el que evaluamos los hábitos y usos de Internet en la región- 75% de los encuestados colombianos declara haber comprado en línea, con lo cual el país se ubica en la séptima posición de penetración de ecommerce en Latinoamérica.

¿Qué compran en Colombia?

En nuestro estudio preguntamos a los encuestados si habían comprado algo en Internet en los últimos meses. Categorizamos los productos comprados en línea en: productos físicos y productos descargables.

En 2016 un 63% de los encuestados en Colombia manifestó haber comprado productos físicos y un 28% afirmó haber comprado tanto productos físicos como descargables digitales.

Tipo de producto comprado en línea en los últimos meses 2012 2013 2014 2015 2016
Productos físicos 38% 38% 38% 63%
Productos físicos y descargables 12% 14% 23% 28%
Solo productos descargables 6% 6% 7% 9%

 

Al igual que en Venezuela, la compra de productos físicos en 2016 aumentó significativamente en relación con los años anteriores. Esto nos indica una mayor disposición de los internautas colombianos a vencer las barreras de compra y un fortalecimiento de los hábitos de “vida digital” de los compradores, que ya ven a la compra en línea como una opción normal en el abanico de posibilidades para adquirir productos y servicios, sobre todo aquellos que típicamente habían sido reservados a las tiendas físicas.

La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), con su estudio Hábitos del Comprador Online – Colombia 2016, afirmó que la moda (35%), los viajes (30%) y la electrónica (28%) son las categorías más compradas en línea.

La moda se lleva un 35% de las compras totales. Las mujeres representan la mayoría en esta categoría y los productos suelen ser calzado y ropa para adultos.

Los viajes representan un 30% de las compras por comercio electrónico en Colombia. El sector del turismo está haciendo más y más conversiones a través de este medio y se estima que 7 de 10 compradores de esta categoría lo hace de forma no presencial.

Por su parte, electrónica (28%) es la categoría preferida por los hombres, junto con eventos (23%).

La tarjeta de crédito es la preferida de los colombianos

Como es común en Latinoamérica, en Colombia pagar con tarjetas de crédito es la forma más usada para comprar en línea, con un 67%. A este medio de pago le siguen las tarjetas de débito (39%), cancelar personalmente cuando reciben la mercancía (27%) y usar Paypal (21%) .

La CCCE, en su Tercer Estudio de Transacciones no Presenciales de 2015, reveló que la cantidad promedio de pago con tarjeta de crédito fue de USD$188, mientras que las transacciones con tarjetas de débito tienen un promedio de gasto de USD$517.

Las transferencias bancarias (18%), los depósitos en el banco (15%) y mercado pago (11%) son otros medios de pago que presentan un menor porcentaje de uso.

Como en el resto de la región, en Colombia el pago por teléfono móvil y opciones como tarjetas de pago para Internet y Western Union, registran los porcentajes más bajos: 6% y 4% respectivamente.

Particularmente en el pago por teléfono móvil hay un potencial importante que puede ser desarrollado. De acuerdo con eMarketer, Colombia es el tercer país con mayor índice de penetración de usuarios de telefonía móvil en la región (70%) y al cierre de 2016 se estimaban alrededor de 33 millones de clientes de telefonía móvil en el país, número que podría llegar a 35 millones en 2020. Sin duda el desarrollo de medios de pago usando estos dispositivos potenciaría el comercio electrónico en Colombia.

La experiencia del usuario colombiano

Para los colombianos, la elección de comprar en línea se debe a la comodidad (50%) y a la facilidad (48%), de acuerdo con la CCCE. Y afirman que el precio ya no es un factor importante, que “su pérdida de relevancia es un fenómeno habitual de mercados donde el eCommerce se vuelve una práctica madura”.

Además, muchos internautas colombianos (51%) prefieren sitios dedicados al e-commerce en los que ofrecen distintas formas de pago. Con respecto a la entrega, los compradores se inclinan por los envíos gratuitos y muchos esperan que se simplifique el proceso de devoluciones y cambios.

Los internautas de este país prefieren hacer las compras en línea con marcas reconocidas que ofrecen productos de calidad. Además, una marca debe ofrecerle a su público utilidad y autenticidad: dos de las características más valoradas.

Obstáculos para el e-commerce en Colombia

De acuerdo con nuestro estudio Usos de Internet en Latinoamérica 2016, los usuarios colombianos destacan por estar en el Top 3 de los que manifiesta que “les gusta ver los productos antes de comprarlos (49%)” y ven en ello una barrera para comprar en línea. Sin embargo, como comentamos arriba, la compra de productos físicos en línea ha ido en aumento.

Un significativo 37% manifiesta que no hace compras en Internet porque no tiene tarjeta de crédito. Resalta también el recelo de los usuarios colombianos: 33% desconfía en la calidad del producto (33%) y no le gusta dar el número de la tarjeta de crédito.

El futuro del comercio electrónico en Colombia

Los actores del ecosistema de medios digitales parecen comprender la importancia del comercio electrónico en Colombia. De acuerdo con un estudio de Euromonitor se estima que el comercio electrónico en el país supere los USD 5.000 millones en 2018, si las ventas continúan con la tasa de crecimiento de 18% mostrada desde 2015.

La ruta de crecimiento pasa necesariamente por aumentar la penetración de comercio electrónico, aprovechar la alta penetración de la telefonía móvil y profundizar la bancarización. Los líderes de las empresas dedicadas al comercio electrónico en Colombia deben continuar incentivando y promoviendo para derribar las barreras de compra.

Si te interesa conocer más acerca del comercio electrónico en Colombia y otros países latinoamericanos, Tendencias Digitales está a tu disposición. ¡Ponte en contacto con nosotros a través de info@tendenciasdigitales.com o de @tendenciasd en Twitter!