Los emojis no necesitan mayor presentación. Lo más probable es que tú los utilices a diario en sus comunicaciones a través de mensajes de texto, mensajería instantánea o incluso emails (Incluso conozco algunas personas que tienen unas almohaditas con los caracteres más populares como ,  y hasta ).

Y es que según un estudio realizado por Appboy (The Appboy Emoji Study, 2016), el 87% de los entrevistados los utiliza en sus comunicaciones personales y un 68% declara recibir mensajes con emojis al menos una vez al día. Este estudio también deja claro su popularidad: 64% de los entrevistados manifestó su agrado por estos símbolos y apenas un 6% no los quiere, o incluso los odia.

Esta preferencia ha atraído a muchas marcas que los han incorporado en su marketing para buscar cercanía, sobre todo con los más jóvenes. Generalmente los utilizan en las líneas de asunto de correos electrónicos y en medios sociales (publicaciones y comentarios), aunque también hay casos donde estos se materializan en mercadería.

El citado estudio muestra que las marcas que utilizan los emojis generalmente son vistas como divertidas y sociales, aunque una minoría las ve como infantiles, e incluso inapropiadas. Por su parte, otro estudio realizado por Quintly demuestra que las publicaciones en Instagram que contienen al menos un emoji, reciben un 17% más interacciones (“me gusta” y comentarios), que aquellas que no los contienen. Estos resultados revelan que el uso de los emojis por parte de las marcas ofrece una oportunidad, aunque los emojis no son para todos ni para todo.

Los emojis “no son para todos”, porque su uso dependerá de la audiencia objetivo e incluso de la imagen de la marca. No todas las marcas tienen una personalidad que abre espacios para esta forma de comunicación. “No son para todo”, porque su utilización debe ser oportuna, es decir, depende de la ocasión e incluso el ánimo de la audiencia.

Mi recomendación: El uso de Emojis en marketing es válido. No obstante, su implementación debe analizarse caso por caso, tomando en cuenta aspectos tales como: características de la audiencia, categoría, usos potenciales, oportunidad, etc.

Pero lo más importante, te invito a comentar este artículo en las redes y calificarlo con tu emoji preferido.

Pueden comentar este artículo o enviarme sugerencias para próximos artículos a través de carlos.jimenez@datanalisis.com o de @carlosjimenez en Twitter.