Claves del comercio electrónico latinoamericano rumbo al “comercio social”

/, Comercio electrónico, Estrategia digital, Tendencias del mercado/Claves del comercio electrónico latinoamericano rumbo al “comercio social”

Claves del comercio electrónico latinoamericano rumbo al “comercio social”

Aun cuando la economía latinoamericana se encuentra en recesión, América Latina es un mercado al que las empresas deben poner atención, ya que es una de las regiones en las que ha venido creciendo constantemente el comercio electrónico. Esto lleva a que las marcas y empresas tanto minoristas como mayoristas podrían encontrarse en el mejor lugar para ganar participación en el mercado digital.

El ecommerce ofrece la oportunidad de dar a conocer a las marcas y expandir mercados sin prestar atención a las fronteras. Su crecimiento ha ganado fuerza los últimos años con cada vez más consumidores convencidos de que internet es un medio rápido y un entorno seguro para hacer compras. Si recordamos, internet ha tenido un crecimiento en Latinoamérica de 61% a 66% hasta el 2018, y cada vez son más los consumidores que se conectan tanto desde ordenadores como desde sus teléfonos móviles, lo que hace de Latinoamérica un nicho de grandes oportunidades para marcas y productos.

Dentro de los mercados de ecommerce más grandes de la región se encuentran países como Brasil, México y Argentina, además Business Insider Intelligence (empresa de análisis de negocios digitales) proyecta que en los próximos años aumentarán las ventas en línea en esos países. Adicionalmente han identificado factores de crecimiento, oportunidades y desafíos para que las marcas entren dentro de este mercado de crecimiento global.

Estos son algunos de los puntos que plantean como claves a considerar:

  1. América Latina es una de las regiones con más rápido crecimiento para el comercio electrónico, un 49% de los usuarios digitales realizaron compras en línea. Posicionándose detrás de Asia y el Pacifico. Bussines Insider pronostica que para finales de 2019 se podría alcanzar $ 85 mil millones en ventas online.
  2. Brasil es el mercado minorista en línea más grande de América Latina, representando un 42% de los 47.4 mil millones de dólares en ventas de ecommerce de la región. Aunque hay una proporción importante de consumidores de habla hispana que hicieron transacciones electrónicas este año, Ecuador con un 50%, Colombia 48%, República Dominicana 42%, Venezuela 40% y Panamá 38%.
  3. América Latina es un mercado realmente atractivo, minoristas estadounidenses están invirtiendo en la construcción de sus negocios de comercio electrónico en la región. Walmart recientemente rediseñó su plataforma web de manera específica para cada país, duplicando su red de cumplimiento anual. Amazon por su parte ha invertido en el marcado mexicano, lanzando una versión en español de su sitio de compras online (amazon.com.mx.)

Ahora bien, sumado a esto tenemos que el comercio electrónico tiene ventajas que no se pensarían en un simple Marketplace.

  1. Flexibilidad de tiempo: tener presencia en el ecommerce representa un equilibrio perfecto entre un negocio local y una expansión global.
  2. Autonomía: el comercio electrónico permite moldear los productos y dar espacio a las marcas para conectar con los intereses de sus consumidores, logrando una comunicación más directa entre marca-usuario.
  3. Ventas escalables: las compras online representan un plazo más corto para llegar a los consumidores. Con buenas estrategias de marketing, utilización de plataformas sociales, se le permite al usuario evaluar los productos y conectar con las marcas. Las tiendas online representan un proceso más dinámico, donde el mercadeo y ventas se realizan simultáneamente.

Sin embargo, como la transformación digital representa cambios rápidos y vertiginosos el ecommerce no escapa de ellos.  Hoy hay una nueva modalidad de comercio electrónico en escena y es el llamado “comercio social”. Este comercio sucede cuando se utiliza lo mejor del ecommerce y se combina con marketing y ventas en las redes sociales. Los internautas de hoy recurren a plataformas como Facebook, YouTube, Instagram y Twitter para decidir que comprar en línea. Nuestro estudio de El Consumidor Digital estima que un 40% busca información acerca del producto y servicio que va comprar en Facebook, seguido del 13% en YouTube. Son las redes sociales las que impulsan las tendencias y ahora han agregado a sus plataformas de publicidad la respuesta directa como “comprar ahora”, que estimula a los consumidores a pasar directamente de la publicidad e información a la acción de compra.

Un ejemplo de esto es Facebook que recientemente mejoró la experiencia móvil de compra, al permitir a los consumidores realizar compras directamente a través de su plataforma en vez de redireccionar al sitio web del vendedor, lo que se ha denominado como el F-commerce. Aunque no todas las redes sociales cuentan con esta función, los consumidores sin duda recurren a páginas sociales de las marcas para conocer sobre los productos, un 28% de los consumidores digitales latinoamericanos indicaron que los medios sociales son una fuente importante para tomar la decisión de comprar o no un producto; las fotografías, experiencias positivas o negativas, información y los precios son los mayores contenidos que se comparten por medio de las redes sociales.

Marketing Week informa que los usuarios entre 18 y 34 años utilizan las redes sociales para explorar nuevos productos, ropa, hogar, alimentos y accesorios y siendo estos jóvenes los que más están utilizando las redes sociales, esto sin duda va a incidir en sus decisiones de compra, ya que son un mercado potencial que aunque ahora no representan el grupo que realiza el mayor gasto, en pocos años no solo será el objetivo de muchas empresas y marcas, sino que tendrán el poder adquisitivo para mover el mercado.

Por medio del comercio social, unido a una estrategia de medios sociales bien realizada se puede elevar la visibilidad de una marca. Aspectos como las reseñas o comentarios en redes sociales y la publicidad representan un 33% y 35% en la decisión de compra, respectivamente. Entonces el comercio social se presenta como una oportunidad para acortar el camino de compra para los clientes, donde las plataformas sociales actúan como una especie de catálogos, y aunque aún los compradores pueden buscar en otras fuentes antes de comprar el producto, tenemos la certeza de que como el ecommerce sigue en ascenso, el comercio a través de los medios sociales no se quedará atrás.

Jan-Pieter Lips, especialista en temas de lealtad, advierte que si las marcas no prestan atención ni especial cuidado a los canales sociales estarían corriendo el riesgo de perder una oportunidad vital para interactuar con una audiencia que podría transformarse en multitud de clientes, convirtiendo la navegación en ventas. Uno de los pilares fundamentales del mercado y del ecommerce específicamente, es la experiencia del usuario. Los consumidores de hoy quieren una experiencia que implique sentimientos auténticos al momento de interactuar con una marca, y para lograr esto es necesario conocer a las audiencias y esto no es solo investigar y observar; el comercio electrónico podría permitir ampliar las opciones para generar experiencias con el consumidor digital.

Si deseas conocer en más detalle datos del estudio sobre el Ecommerce en Latinoamérica, escribe a info@tendenciasdigitales.com o a @TendenciasD. También puedes comentar este artículo o enviar tus sugerencias para próximos artículos.