El pasado domingo se realizaron los reconocidos premios de la Academia de la Artes Cinematográficas, y durante este mes también se celebró el aniversario de YouTube. Estos dos hechos no parecen tener mucha relación a simple vista, sin embargo, tanto los Oscars como YouTube tuvieron que reformarse para entrar en la vertiginosa ola de la transformación digital.

Hoy los comportamientos de las audiencias son distintos, existe un nuevo consumidor digital que tiene acceso a un internet inmediato, móvil y con tantas utilidades, que las plataformas digitales se ven obligadas, como las empresas, a evolucionar para no quedarse atrás. YouTube fue una muestra de esta transformación y de cómo reinventarse en función de las necesidades de la audiencia, ya que empezó como un portal ideado para citas, luego compartiendo videos, y luego al percatarse que los videos eran tan diversos terminó abriéndose y siendo hoy la plataforma líder en el mercado para subir, bajar y compartir contenido visual. Los Oscars por su parte, empezaron como una premiación a la cinematografía mundial, y hoy por hoy su objetivo ha tenido que evolucionar y aunque siguen manteniendo su esencia de premiar el cine, con la aparición de plataformas de televisión en streaming y productoras de contenido para internet se ha redimensionado el término “producción cinematográfica” y ya no solo hablamos de películas proyectadas en grandes salas de cine, sino que estas incluso pueden ser una segunda opción para su proyección, y es internet el primer lugar donde se estrenan.

Durante la entrega de los premios se pudo ver la presencia de la tecnología, una de las galardonadas: Hannah Beachler premiada por mejor Diseño de Producción en la película Black Panther, formó parte del 58% de los usuarios que acceden a la red a través de su teléfono móvil, utilizándolo para dar el discurso de agradecimiento, mostrando como los dispositivos móviles son utilizados para compartir experiencias y conectarse a la red.

Así mismo, una reciente investigación publicada en Statista expone que un 61% de la población no ha intentado ver las películas nominadas a los Oscars de forma tradicional, lo que nos podría sugerir que las audiencias están recurriendo a nuevas maneras y plataformas para ver trailers, películas o cortometrajes. YouTube en Latinoamérica es utilizado por un 54% de sus internautas, y según Statista en 2016 un 64% de las visualizaciones de la misma era utilizada para el entretenimiento. Canales como T-series que publica películas indias y trailers, tiene la mayor cantidad de visitas, reportando 2.91 billones de visitas al mes. Los Oscars se han adaptado de tal forma que ya dos de las películas nominadas están en Netflix y YouTube publica en tiempo récord trailers oficiales, películas y demás contenido nominado a este reconocido galardón.

Las dos plataformas más utilizadas para ver películas en el 2018 según Statista, son Netflix con un 59% y YouTube con un 35%. YouTube, ocupa el segundo lugar porque es utilizado en su mayoría para contenido musical o de entretenimiento (tutoriales, stand ups, etc.) con videos de duración más corta.

El modo que ha evolucionado YouTube con su posibilidad de transmisión en vivo, que empezó desde 2009 con la transmisión de un concierto, pasando por el 2011 cuando transmite por primera vez en vivo el estreno de la película Life in a Day del director Kevin McDonald, y llegando a que actualmente por medio de su plataforma se ha utilizado el “Live” para transmitir los Oscars online, nos dice por que algunos usuarios prefieren ir a internet antes que verlos en su TV o incluso pueden verlos en su TV pero conectados a YouTube, pasando a ser la TV un simple dispositivo de proyección. Todo esto se valida con los datos de nuestro estudio donde un 62% de los latinoamericanos ve videos en streaming, siendo el contenido en su mayoría series de TV o películas, haciendo que el crecimiento de la visualización de videos online sea de un 16% con respecto al año anterior. Y si consideramos que en nuestro estudio un 44% de los latinoamericanos utilizan internet para descargar películas, el que se esté manejando la posibilidad de descargar contenido online desde YouTube nos llevaría considerar que se esté buscando incrementar la presencia de filmes en esta plataforma.

Por último, la película premiada como Mejor Película del 2019 fue Green Book causando sorpresas ya que no era de las más renombradas en otros premios de la academia, sin embargo, un estudio realizado por Rotten Tomatoes y Metacritic, compara las puntuaciones otorgadas a las películas tanto por sus usuarios como por la crítica y aun cuando Green Book era la de menor puntuación de la crítica con un puntaje de 64, esta se posicionó como ganadora al ser la más puntuada por la audiencia con 94 puntos. Una muestra más de la importancia de las audiencias y los consumidores quiénes pueden ser influenciadores fundamentales en la toma de decisiones no solo de galardones como en este ejemplo, sino de las propias empresas, ya que en esta era digital la experiencia del consumidor es el punto de inicio del éxito. El posicionamiento surge gracias a la publicidad, el comprender y adaptar las necesidades de nuestro clientes y consumidores a nuestras ofertas y esto aplica tanto para una película como para una marca.

¿El reto de ambos? innovar por medio de internet. Durante los últimos años distintas funciones se han agregado en los buscadores para facilitar el acceso a contenido por parte de los usuarios, siendo el entretenimiento uno de los espacios que no escapa de la movilidad y el internet. Los internautas consultan contenido visual sin importar su generación, todos ven videos, siendo la Generación X la que más los visualiza con un porcentaje de 77% en latinoamérica. La mayoría de los influencers en redes sociales tienen presencia en YouTube, y su mercado está monetizado ayudando a considerarlo como una plataforma ideal para publicitar y potenciar marcas a través de la expansión de contenidos.

Así tenemos casos como el de Mariale; Youtuber venezolana que fue invitada a los Oscars 2018, y que demostró el alcance del uso de estas plataformas, ya que al ser influencer de publicidad generó impacto positivo en sus marcas afiliadas al estar en este evento. Ambas marcas reformaron su mercado evaluando los gustos y actitudes de lo consumidores, por lo que es hora de que las empresas grandes y pequeñas lo hagan.

Recuerda que si deseas conocer en más detalle datos del estudio sobre el Consumidor Digital en Latinoamérica o alguno de nuestros reportes escribe a info@tendenciasdigitales.com o a @TendenciasD. También puedes comentar este artículo o enviar tus sugerencias para próximos artículos.