Recientemente celebramos el Día Internacional de la Mujer y sabemos que durante todo el mes de marzo suele hacerse referencia a cómo la mujer por años ha luchado por la igualdad, derechos, desarrollo y empoderamiento del género femenino. Y resulta que las mujeres son parte importante del mundo digital, su vida online es rica en contenidos, transacciones y comportamientos que las convierte en un objetivo de mercado interesante y que impacta en como los nuevos mercados online siguen renovándose.

Hemos hablado en varias ocasiones de la importancia de conocer a los consumidores digitales. Una afirmación en un estudio de Genwords (Agencia de Marketing Digital) es que las mujeres son reinas de las compras online, convencerlas de hacer una compra no es algo sencillo; no es solo la acción de compra, es conocer qué necesitan y qué quieren las mujeres. Las marcas pueden poner la lupa a los consumidores que toman decisiones de compra online y resulta que son las mujeres las que toman el 80% de las decisiones de compra en el ecommerce. Además, existe un observatorio “Women at Ecommerce” que se encarga de estudiar el comportamiento de las compras de mujeres en el mundo digital y las preferencias de este grupo tan importante para las compras por internet, ya que, son las mujeres las que dedican al menos 58% más de tiempo que los hombres en hacer compras online.

En nuestro estudio del Consumidor Digital estimamos que en el 2018 el Ecommerce ha penetrado en un 49% solo en Latinoamérica. Adicionalmente según Comscore para el 2016, el 83% de las compras realizadas por internet fueron hechas por mujeres. Esto nos permite pensar que estas cifras de compras femeninas pueden mantenerse e incluso crecer en algunas categorías y ser las mujeres las que pasen a hacer más uso de estos mercados digitales. Por lo que en un mercado en el que las marcas quieren posicionarse, su mayor cliente podrían ser las mujeres y de ahí la importancia de conocer los hábitos de consumo del género femenino lo que no solo ayudará a incrementar las ventas sino a darle un lugar a las marcas en un mercado que crece y se hace cada vez más competitivo, como es el del comercio electrónico.

Además, existen diferencias entre hombres y mujeres respecto a las compras online, de acuerdo a un informe realizado por la empresa Xopie, tenemos las siguientes diferencias:

– Las mujeres optan por productos de salud, belleza o moda; mientras que los hombres prefieren los juegos y la informática. En Latinoamérica, la mercancía tangible representa un 64% de las compras de los internautas, los productos descargables son importantes, pero representan tan solo un 29%, que corresponde a la oferta de servicios de streaming. Así mismo, los latinoamericanos compran mayoritariamente ropa, calzado y accesorios, seguido por compras en el sector de entretenimiento y la compra de equipos y accesorios para móviles. Podríamos afirmar entonces que este es uno de los primeros indicadores, que viéndolo de manera macro, nos muestra la influencia femenina en Latinoamérica sobre las compras por internet.

– Las mujeres valoran más las plataformas seguras en el proceso de compra, los hombres en cambio se centran más en el precio y si hay o no costos de transporte. En Latinoamérica según nuestro estudio, las tarjetas de crédito y débito son los medios más comunes de pago, seguidos por PayPal que nace como plataforma ideada con el fin de mantener la seguridad de información de pago privada y en cuarto lugar las transferencias bancarias se mantienen como una opción entre los latinoamericanos que prefieren no compartir información de su tarjeta de crédito en internet. No podemos dejar de lado que en este proceso de toma de decisión, los beneficios mejor valorados por los compradores online de Latinoamérica son los envíos gratuitos, seguidos de la rapidez de carga de sus páginas y la diversidad de medios de pago; lo que engloba a un ecommerce accesible, seguro y con mayores beneficios que podría beneficiar a las compradoras femeninas

–  Las mujeres prefieren comprar cuando se encuentran más tranquilas, mayormente desde ordenadores y los hombres desde dispositivos móviles. Con respecto a esto vemos que en el ecommerce latinoamericano de acuerdo a nuestro estudio las compras se realizan en un 70% desde ordenadores y solo un 25% desde dispositivos móviles, favoreciendo nuevamente al público femenino.

Genwords estima que las mujeres dedican un 19% del tiempo en línea a las redes sociales un 7% al email y un 2% a los buscadores en navegadores, por lo que estrategias de marketing asociadas a las redes sociales o el mail marketing son vías ideales para captar la atención de las mujeres que compran online; porque al final del camino el éxito de venta está en cómo me posiciono, mercadeo y convierto en ventas el deseo de compra.

Las marcas y empresas deben considerar que muchos de los aspectos antes mencionados son información vital para tener más detalles sobre quiénes son sus compradores, y así optar por estrategias de marketing mas adecuadas a estos consumidores. Saber si son hombres o mujeres les permite conocer un poco más cuáles son sus rubros favoritos, cómo acceden a una plataforma de venta o hasta cómo vender y potenciar tu marca identificando los puntos de dolor en el proceso de compra que por lo que vemos no son necesariamente los mismos para ambos géneros.

En esta búsqueda de empoderamiento de la mujer y por tanto de mujeres cada vez más insertadas en el proceso productivo no sólo como compradoras sino como generadoras de emprendimientos y espacios productivos, el tiempo libre disponible por las mujeres es corto y hace difícil recurrir a las compras offline, de ahí que la opción del ecommerce como un espacio de mercado accesible en todo momento y todo lugar, con la mayoría de los beneficios de internet. El crecimiento de internet y su penetración han sido un punto clave para la adopción de las transacciones online, donde sin duda alguna no es solo la transacción en si, sino que el proceso abarca desde la búsqueda de información, la toma de decisión y finalmente la compra de un producto y todo esto implica un proceso que con una estrategia de marca adecuada logra cautivar a los clientes y hacer la llamada experiencia del usuario más cercana a las marcas, produciendo esa conexión tan buscada con los clientes. El ecommerce es un mercado creciente y Latinoamérica a mostrado grandes avances y ha empezado a ser un nicho de oportunidades para muchas marcas. Pero la inmensidad de este avance recae en la información que poseamos de nuestro público objetivo, como marcas la información es vital para no perder la oportunidad de adentrarse en un mercado, en este caso uno con mucha influencia femenina.

Por eso, si deseas conocer en más detalle datos del estudio sobre el ecommerce en Latinoamérica, escribe a info@tendenciasdigitales.com o a @TendenciasD. También puedes comentar este artículo o enviar tus sugerencias para próximos artículos.