En la llamada “Cuarta Revolución Industrial”, el conocimiento es la base y por ello es que los distintos sectores de la sociedad, sean cuales sean, deben empezar a conocer, entender e implementar nuevas tecnologías en sus procesos.

Klaus Schwann, director general del Foro Económico Mundial expone que “estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en la que vivimos, trabajamos y nos relacionamos”, en esta revolución un pilar fundamental es el análisis de los datos, tendencia que ha ido teniendo gran impacto en todas las áreas, y en especial en el funcionamiento de las organizaciones y el desempeño de las marcas.

Álvaro Ramírez, director de Big Data and BI de Telefónica en Colombia explicó parte del cambio que trae consigo el auge de los datos: “Estamos atravesando por un momento en donde algunos bancos mundiales están planeando cerrar oficinas debido a las transacciones online; en donde las TIC, que tienen una infraestructura de conectividad, seguridad de la red, datos y relación directa con el cliente, se han convertido en un habilitador fundamental y el big data en una solución indispensable” la gran penetración de los smartphones y el internet ha obligado a muchos a ampliar sus conocimientos en el área tecnológica, Ramírez enfatiza diciendo que “al final del día las tecnologías nos traen data para tomar decisiones y el reto está en saber darle el uso adecuado”.

Cuando llevamos esto a la realidad, vemos que en el 2018 Latinoamérica contaba con un 58% de usuarios conectados a internet a través de sus smartphones y una penetración de internet de 66%, datos que al compararlos con los del año 2013 donde apenas un 28% de los consumidores eran móviles y el internet presentaba apenas un 39% de penetración, nos demuestran que el mundo digital cada vez más forma parte del día a día de los usuarios, y cada operación diaria que se realiza a través de la red (desde una llamada, un mensaje, hasta una compra) arroja datos para plantear soluciones, entender perfiles y comprender las necesidades de los clientes en base al comportamiento que queda almacenado en la red en forma de datos infinitos e interconectados.

Más allá de los datos

Efectivamente, la data, los datos, ayudan a sus anunciantes y marcas a conocer a su público y su comportamiento, pero para que las empresas utilicen esta información con éxito es necesario también entender al consumidor a nivel individual, más allá de su comportamiento online. Por medio de los datos y la analítica de datos, podemos tener lo mejor de ambos mundos, el consumidor desde lo individual y su comportamiento online.

Para obtener una imagen macro de los consumidores, del mercado, las marcas y empresas deben mirar y analizar los datos en general, en grandes conjuntos, mientras que para entender al consumidor individual se realizan segmentaciones basadas en el comportamiento del usuario. La clave reside en clasificar los mercados y examinar los datos demográficamente, estudiar estilos de vida, preferencias y comportamientos de la población. En el caso de Tendencias Digitales, nuestro estudio de El Consumidor Digital en Latinoamérica permite entrever los distintos segmentos de consumidores y cómo se comportan en áreas clave para el marketing y las estrategias de las empresas. La clasificación y perfilamiento de los usuarios es fundamental en todo el proceso de formulación de objetivos de negocio y de planes de mercadeo para que los mismos puedan generar impactos positivos en las marcas. Todo este proceso es posible gracias a la vida online y la data que arrojan los espacios de participación digital en el que se desenvuelven los usuarios.

Contar con herramientas e información para realizar una segmentación permite a las empresas y marcas combinar su visión y misión con la del cliente, creando grupos de clientes con estrategias personalizadas, lo que genera mayor impacto en más grupos, aumentando el alcance de la marca. Ahora bien, no todos los consumidores valoran la tecnología o la adoptan de la misma manera y los equipos de marketing de las empresas deben tener presente que ellos, los consumidores, son los que deben sentirse cómodos con las distintas formas de conectar con la marca que se le presenten, que siendo mucho más las personalizadas pueden parecer invasivas, por lo que hay que estar atentos para lograr un equilibrio que no lleve la personalización en contra de la marca o de sus principios.

Los consumidores de cara a la publicidad guiada por datos

Los consumidores deben ver el valor y sentir la relevancia de los contenidos que reciben de las marcas, los mensajes deben ser los correctos en el momento indicado, para así lograr que la publicidad y su estrategia de marketing se conviertan en acercamientos efectivos con la marca. Dejando claro que al final lo que se busca es darle al consumidor una experiencia con la que se sienta identificado y sobre todo seguro, lo que genera nexos de confianza con las marcas y los convertirá luego en embajadores y consumidores fieles a la misma.

Lo ideal es que cuando los consumidores se conecten a internet, utilicen sus móviles, o accedan a redes sociales, reciban mensajes de las marcas que sean coherentes y consistentes con sus gustos y aptitudes. De ese modo se obtendrán insights en tiempo real a través de las interacciones, que luego con un estudio de datos se podrán utilizar para continuar creando mensajes relevantes y personalizados de cara a optimizar cada vez más la presencia de la marca.

La nueva tendencia, el Inbound Marketing

El Inbound marketing es una de las tantas formas de marketing digital que mezcla el marketing y la publicidad, con el fin de hacer un contacto y acompañamiento del consumidor en todo el proceso de compra, desde el inicio hasta la transacción final, lo que muchos llaman el viaje del consumidor. Este proceso de acompañamiento es mediante contenidos apropiados para cada una de las fases del proceso de compra y del perfil del consumidor, siendo lo más cercano y amigable con el mismo, para luego lograr la fidelización hacia la marca.

Algunas de las ventajas que proporciona este tipo de marketing digital a las empresas son: el incremento de tráfico hacia su página web o propiedades digitales y el aumento en el registro de “leads” o clientes potenciales que toman en cuenta a la marca al momento de tomar una decisión de compra.

Además, proveen de actividades que permiten un complemento perfecto dentro de la analítica de datos y marketing especializado en las marcas. El inbound marketing te provee de bases de datos propias, en las que los registros de los clientes terminan convirtiéndose en datos valiosos para conseguir tráfico dentro de las páginas y para idear cómo buscar nuevas estrategias para aumentar el volumen de visitas. Generan mayor alcance, ya que todo el contenido de la marca llega a un público más amplio, creando comunidades alrededor de la misma. Y, por último, el contenido que publiques posiciona a la marca en la mente de un sector propenso a la comercialización, crear contenido constante da visibilidad a la marca y genera el tráfico orgánico, todo esto para aumentar el branding, y la marca pueda tener más interacciones e impactos publicitarios más conocidos.

Analítica en Inbound Marketing: métricas a medir

Por último, si quieres hacer inbound marketing te planteamos cuales son las métricas que puedes medir para evaluar tu metodología

  • Crecimiento en ventas y rentabilidad
  • Leads
  • Conversión tráfico a leads
  • Tráfico
  • Engagement en redes sociales
  • Resultados de email marketing
  • Visitas del blog

Los datos son una buena manera de evaluarte como marca, optimiza la información que tengas y empieza a generar perfiles de tus consumidores. En la nueva era, los consumidores buscan cercanía, confianza y una experiencia. Las marcas de hoy tienen el reto de posicionarse, los datos son un buen camino para lograrlo.

Recuerda que, si te interesa conocer más acerca del Consumidor Digital, Tendencias Digitales está a tu disposición. ¡Ponte en contacto con nosotros a través de info@tendenciasdigitales.com o @TendenciasD.